Nuestro cerramiento es la piel que separa nuestros espacios interiores del exterior. Su misión es evitar que el frío en invierno y el calor en verano traspasen hacia el interior. Pero debido a la tardía incorporación de una normativa de construcción que regulara la inclusión de aislamiento térmico nuestras viviendas no disponen de una buena perfilería que nos aísle térmicamente.

Por ello es muy importante que las carpinterías de nuestros huecos dispongan de Rotura del Puente Térmico, ya que así se evita que la cara exterior de la carpintería esté en contacto con la cara interior, y por tanto que transmite el frio/calor hacia el espacio interior. En Aluminios Coria trabajamos con este tipo de carpinterías, logrando resultados excelentes, bajando hasta en un 60% los niveles en consumo energético.